La portada de piedra

La portada quiteña del Centro Cultural de la Universidad es una donación de la familia Jijón Caamaño y Flores. Esta conformada por dos pilastras adornadas y con capiteles corintios sostienen un amplio dintel de piedra, adornados de rosetones. Sobre la cornisa se levanta el segundo cuerpo iluminado por dos ventanas de arco medio punto y flanqueados por columnas estriadas que terminan en capiteles de orden corintio. En el zócalo, sobre la cornisa, esta esculpido un escudo nobiliario, que se dice perteneció a Juan de Illianes, uno de los conquistadores de Quito en 1543. Es un escudo partido: en el cuartel izquierdo se ven dos calderos, símbolos de opulencias; en el derecho, un cedro dos lobos pasantes, figuras heráldicas guerreras. Por muchos años esta portada ennobleció una casa solariega situada en las inmediaciones de la plaza de Santo Domingo, que desapareció en las modernizaciones del Centro Histórico; la rescato Don Jacinto Jijón y Caamaño, con ella adornó su Museo en la avenida Colon; otra vez fue derrocada debido a la urbanización de la zona; por fin ha hallado su sitio definitivo, como noble entrada al Centro Cultural, cumpliendo la misión de unir lo antiguo y lo moderno de la ciudad de Quito

Galería de imágenes

f t g




Freddy Coello