unitedcasino

Presentación de libro

Martes 3 de julio de 2012, 19h00
Auditorio Mayor

El arte de la pintura en Quito colonial

Editado por Suzanne L. Stratton-Pruitt
Organizado por Judy de Bustamante

Auspiciaron la investigación de esta obra: Instituto Metropolitano de Patrimonio, Museo de la Ciudad, INPC y Ministerio de Cultura

Desde fines del siglo XVI, hasta principios del siglo XIX, cuando las naciones americanas surgieron luego de su independencia de España, se desarrollaron varios y muy activos centros de producción artística en Sudamérica. Los escultores y pintores de Quito, en el virreinato de la Nueva Granada, estaban entre los más diestros y productivos, creando obras tanto para clientes locales, como para un amplio mercado en la América Meridional. Quizás entre las pinturas más conocidas de Quito están el lienzo de Los mulatos de Esmeraldas, pintado por Andrés Sánchez Gallque en 1599, y los seis cuadros representando personajes quiteños y frutos de la tierra, trabajados por Vicente Albán en 1783, obras que se hicieron expresamente para enviarlas a España, donde hasta hoy se encuentran y que han sido ampliamente difundidas. Sin embargo centenares de cuadros en iglesias, conventos, museos y colecciones privadas en Quito, son poco conocidos y, por ende, han recibido escasa atención académica.

A fines del año 2003, la fotógrafa de arte Judy de Bustamante, trabajó con un equipo de curadores e historiadores del arte que recorrió Latinoamérica, investigando obras para montar una gran exposición de arte colonial hispanoamericano, que planificaba el Museo de Arte de Filadelfia. En más de una ocasión, le pedían a ella que tomara una foto de aquella pintura quiteña, a lo que respondía que lo haría, pero que esa obra no era quiteña. Como fotógrafa de museos en Quito por más de 30 años, Judy reconocía lo que era quiteño, pero al mismo tiempo sabía que no poseía las herramientas académicas suficientes para argumentar por qué era quiteña, o no, esa obra.

En lo que todos coincidieron fue en la necesidad de producir un libro que recogiera lo más importante de la pintura quiteña y que tuviera circulación internacional, al que podrían tener acceso académicos y profesionales en todas partes del mundo. Lamentablemente, esta idea significaba que no podía publicarse la obra en el Ecuador, pues las editoriales locales carecen de líneas de distribución internacional.

Con estas consideraciones, Judy de Bustamante desarrolló un proyecto y buscó ayuda financiera en instituciones locales y nacionales. Así, sin más garantía que su palabra de que llegaría a publicar el libro, consiguió el apoyo para las investigaciones, la selección y la toma de fotografías del Fondo de Salvamento del Patrimonio Cultural de Quito (Fonsal), del Museo de la Ciudad (Quito) y del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural.

Conjuntamente con la historiadora de arte Suzanne Stratton-Pruitt, llevaron a cabo el proyecto editorial, el cual fue acogido con entusiasmo por la editorial de la Universidad de San José (Saint Joseph's University Press), de la Compañía de Jesús en Filadelfia, la cual había demostrado continuamente su interés por el arte colonial hispanoamericano, pues mantenía su propia colección de pinturas virreinales de Nueva España y Perú.

Así surgió el libro El arte de la pintura en Quito colonial, volumen que trae una novedosa investigación realizada por un equipo de solventes académicos, y profusamente ilustrado con nuevas fotografías de obras ya conocidas, en unos casos, e inéditas en otros, convirtiéndose en una publicación única en su género, que por editarse en los Estados Unidos de Norteamérica y sus textos en español e inglés, cumple el propósito de difusión internacional.

La obra contiene 231 fotografías de obras pictóricas del período colonial. Por primera vez se las muestra juntas, analizándolas dentro del contexto histórico, social y religioso de su época. Estas extraordinarias pinturas, realizadas para el consumo local, se han conservado por siglos en iglesias, conventos, museos y colecciones privadas de Quito.

Mientras la pintura colonial se ha tratado sumariamente como objeto cultural, este libro prioriza también sus valores estéticos, sin ignorar sus funciones como trasmisores de la fe. El grupo de historiadores del arte provenientes de Ecuador, España y los Estados Unidos, examina meticulosamente cada una de las obras o las series pictóricas, con sus particularidades estilísticas e iconográficas, utilizando las metodologías tradicionales de la historia del arte.

Judy de Bustamante, quien organizó el proyecto en Quito, vive en esta ciudad desde hace casi 50 años, tiene títulos de la Universidad de Stanford y de la Universidad de Madrid. Suzanne Stratton-Pruitt, la editora, es historiadora del arte de España y Latinoamérica; sus publicaciones incluyen The Arts in Latin America 1492-1825, coeditado con Joseph J. Rishell; The Virgin, Saints and Angels: South American Painting 1600-1825, y ensayos en varias antologías. Carmen Fernandez-Salvador, autora de la introducción y epílogo, historiadora del arte, obtuvo su doctorado en la Universidad de Chicago y es profesora de Historia del Arte en la Universidad San Francisco de Quito y se desempeña como decana del Colegio de Ciencias Sociales y Humanidades de la USFQ; ha publicado, entre otras investigaciones, Historia del arte colonial quiteño, un aporte historiográfico, y diversos ensayos en varias publicaciones.

Otros colaboradores fueron Ángel Justo Estebaranz, profesor de Historia del Arte en la Universidad de Sevilla; Andrea Lepage, profesora de Historia del Arte Latinoamericano, en Washington y Lee University; Adriana Pacheco Bustillos, profesora de Historia del Arte en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. La traducción al español fue realizada por Blanca Serrano Ortiz de Solórzano.

Por otra parte, más de tres docenas de instituciones culturales y colecciones públicas y privadas colaboraron en la publicación. La edición bilingüe fue posible gracias a una subvención de la fundación Carl y Marilynn Thoma.

La obra se presentará públicamente en Quito el día martes 3 de julio de 2012 a las 19:00 en el auditorio mayor de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador.

Los estudiosos del arte colonial en América, de la historia de América colonial española, así como de la historia del arte internacional encontrarán en este nuevo y apasionante libro un material novedoso y único.

Insertamos algunos comentarios sobre el libro El arte de la pintura en Quito colonial de dos importantes académicos:

Este libro hace lo que ninguna exhibición de museo pueda hacer: contar la historia de la pintura colonial de Quito de una manera comprensible, apremiante visualmente, y de fondo. Las fotografías están ejecutados exquisitamente, y muchas de ellas muestran obras que no han sido fotografiados ni publicados antes.
Susan Verdi Webster
Jane Williams Mahoney Profesor de Arte e Historia del arte College of William and Mary

La discusión iconográfica en las anotaciones es ejemplar, así como la sección historiográfica en el ensayo introductorio, especialmente en la discusión franca del papel del nacionalismo en la historiografía en el arte sudamericana. La fotografía lo coloca en la vanguardia el campo de arte colonial de América del Sur.
Donna L. Pierce
Frederick and Jan Mayer Curadora de Arte Colonial
Museo de Arte de Denver

Características de la obra:
Formato 32 x 25 cm
Pasta dura, con sobrecubierta
338 páginas
231 fotografías
Vol. 6 de la serie El Catolicismo y los artes visuales
ISBN 978-0-916101-5

Publicado por Saint Joseph's University Press
5600 City Avenue
Philadelphia, PA 19
Carmen Croce, (610) 660-3400
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
www.sjupress.com

Galería de imágenes

comments
f t g




Freddy Coello