unitedcasino

Exposición de Adela Tobar

Inauguración Martes 3 de mayo, 19h00
Del 3 de mayo al 3 de junio de 2011
Lugar: Sala de Ciencias

Analizar los dibujos de Adela Tobar considerando solamente su dimensión artística sería alejarlos de su espacio de referencia: el dibujo científico. Para situarlos comprensivamente en su campo de conocimiento el mejor camino es describir, junto con la propia autora, sus experiencias en las diferentes etapas del trabajo. Así nos acercaremos a los medios, los métodos, el trabajo en equipo y finalmente la difusión, que termina por completar su sentido. Porque lo que apreciamos aquí de forma gráfica es la síntesis visible de un extenso proceso.

Las cualidades básicas de estos dibujos botánicos son la claridad y la concisión con que muestran la morfología de las plantas, manteniéndose distantes de los excesos expresivos. Quizás a algún lector o visitante de la exposición estos dibujos podrían parecerle inacabados cuando en realidad es alrededor de esta economía donde se articula su valor, completado por modalidades descriptivas y el manejo de los medios gráficos: lápiz o tinta con plumilla sobre papel.

Adela Tobar desarrolla diferentes grados de descripción. En unos casos representa con igual intensidad las características morfológicas del ejemplar como también los desmembramientos de ramas, excoriaciones en los tallos o los daños producidos por los insectos en las hojas. Son dibujos fieles a las singularidades. En otros casos cambia de registro, realizando dibujos muy sintéticos de trazo y de número de elementos representados. Lo importante es que en todos los dibujos encontramos la observación jerarquizada de las partes: estructura, forma general de la muestra, sistemas y ritmos de crecimiento, foliación, flores o inflorescencias, frutos o infrutescencias, presentando en cada una los taxones propios de la especie, o sea el conjunto de formas que permiten la identificación sistemática.

El dibujo botánico está presente en todos los momentos de la ordenación taxonómica: recolección de muestras, clasificación, inventario, edición, enseñanza, como lo describe la propia ilustradora:

Los dibujos de la flora del Chiche los hice para la Guía de plantas silvestres de Quito y sus valles secos. El trabajo de campo fue hermoso. Bajábamos por la madrugada a la quebrada en medio de un gran silencio y caminábamos lentamente por el camino de la orilla, escuchando el ruido del agua y observando las pequeñísimas plantas en los bordes del sendero y las laderas. Catalina seleccionaba las especies y yo recogía las muestras completas. Regresábamos antes de que el sol fuese intenso. Entonces en mi estudio dibujaba las muestras frescas. Si no alcanzaba a terminar durante la jornada, al día siguiente volvía sola a recoger nuevas muestras. De esa manera, el ejercicio de observar se volvió más sutil y afectivo. Era emocionante, cada vez parecía la primera vez.

El dibujo botánico forma parte de la investigación científica básica, la ecología, la preservación y el uso sustentable de la flora, y, además, en su conjunto, constituye el libro representativo de un territorio. Todos sabemos que el mundo vegetal es uno de los principales elementos estructurales del paisaje. En su enorme complejidad abriga comunidades de plantas, aves, reptiles, insectos, mamíferos, sin olvidar a las gentes que viven en los bosques, que son poseedoras de los conocimientos ancestrales de la vida que allí se desarrolla y de los beneficios que el entorno ofrece para su propia existencia

Catálogo de la exposición

Galería de imágenes

comments
f t g




Freddy Coello